Descripción general de la arteriopatía coronaria

El corazón es el músculo que más trabaja.

La tarea del corazón es mantener la sangre circulando a través de los órganos y tejidos del cuerpo (el corazón late más de 100 000 veces al día). Como cualquier otro músculo, el corazón necesita mucha sangre rica en oxígeno para mantenerse sano y en funcionamiento.

Las arterias coronarias son los vasos sanguíneos que se encuentran en el corazón y llevan sangre rica en oxígeno al músculo cardíaco.

Aterosclerosis endurecimiento de las arterias

Cada año, millones de pacientes reciben el diagnóstico de alguna forma de enfermedad cardíaca, y una de las más comunes es la aterosclerosis.

La aterosclerosis es comúnmente denominada "endurecimiento de las arterias". Se refiere a una acumulación gradual de depósitos de grasa dentro de las arterias que causan un estrechamiento o incluso una obstrucción de las arterias.

Cuando este proceso se produce en las arterias coronarias, se denomina aterosclerosis coronaria o arteriopatía coronaria (CAD, por sus siglas en inglés).

Los vasos sanguíneos y la acumulación de placa ateromatosa

Los vasos sanguíneos sanos son fuertes y flexibles. Cuando se desarrollan depósitos de grasa, llamados placa ateromatosa, en el revestimiento de estas arterias, pueden ocurrir varias cosas:

  • El revestimiento de la arteria se vuelve más grueso e irregular.
  • La acumulación de placa estrecha la abertura en toda la arteria.
  • El estrechamiento dificulta la circulación de la sangre por la arteria.
  • El corazón tiene que trabajar más para bombear la sangre.
  • La placa puede acumularse hasta el punto de obstruir completamente el flujo de sangre a través de la arteria.
  • O bien, la placa puede "romperse" o desprenderse de la pared de la arteria causando una obstrucción parcial o completa de la arteria, lo que también puede impedir el suministro de sangre al músculo cardíaco.

Si una o más arterias se obstruyen, el tejido del corazón no recibe el suministro de sangre que necesita para funcionar. Las consecuencias pueden variar desde un leve dolor en el pecho (angina) hasta un paro cardíaco grave.

Tratamiento de la aterosclerosis coronaria

Una de las opciones de tratamiento para las personas a las que se les diagnostica aterosclerosis coronaria es la cirugía de injerto de baipás de la arteria coronaria (CABG), un procedimiento quirúrgico del corazón que restablece el flujo sanguíneo.

Qué es la cirugía de injerto de baipás de la arteria coronaria

La cirugía de injerto de baipás de la arteria coronaria (CABG, por sus siglas en inglés), o revascularización coronaria, es un procedimiento para restaurar el flujo sanguíneo saludable al corazón. Muchos pacientes se sorprenden al saber que una operación de baipás coronario en realidad incluye dos procedimientos quirúrgicos.

  1. Primero, se extraen uno o más vasos sanguíneos sanos del pecho, la pierna o el antebrazo, que serán utilizados para crear el baipás.
  2. A continuación, el cirujano crea el baipás, o derivación, para sortear la arteria o las arterias dañadas u obstruidas en el corazón usando los vasos extraídos.

Con estas nuevas derivaciones, el corazón puede recibir su tan necesario suministro de sangre.

Corazón con baipás

La etapa de la derivación de la cirugía

Cuando se utiliza un vaso del antebrazo o de la pierna, el cirujano conecta, o injerta, un extremo del vaso extraído a la aorta, que suministra sangre al corazón. El otro extremo se conecta a la arteria coronaria que tiene una obstrucción, pasando por alto la porción obstruida para restablecer el flujo sanguíneo.

No es raro que un cirujano realice uno o más de estos injertos durante una operación. Dependiendo de cuántos injertos de derivación realice el cirujano, la operación se denomina baipás doble (2), triple (3), cuádruple (4) o mayor.